calif

SACRAMENTO — El Gobernador de California, Gavin Newsom, anunció que el estado se ha convertido en el primero de la nación en obtener la aprobación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés) para proporcionar capacidad de aislamiento seguro para decenas de miles de personas sin hogar en California con el fin de protegerlos a ellos y al estado del COVID-19.

El esfuerzo del estado, llamado Project Roomkey, ha establecido un objetivo inicial para reservar hasta 15 mil habitaciones para este propósito y los socios del condado han trasladado a 869 personas sin hogar más vulnerables a COVID-19 fuera de la calle, fuera de los refugios y en aislamiento.

La autorización permite que los gobiernos estatales y locales recibirán hasta un 75 por ciento de reembolso de costos compartidos de FEMA por habitaciones de hotel y motel, incluidos otros apoyos como comidas, seguridad y servicios de custodia.

Los gobiernos locales y los socios comunitarios también proporcionarán servicios esenciales de salud conductual y atención médica, según sea necesario.

Estas medidas de protección de emergencia protegerán la salud pública al aislar a los médicamente vulnerables, reducir la población de refugios para el distanciamiento social, reducir la tasa de propagación de COVID-19 y, a su vez, aplanar la curva, indicó el gobierno estatal.

“Los californianos sin hogar son increíblemente vulnerables a COVID-19 y, a menudo, no tienen la opción de aislarse a sí mismos o distancia social”, dijo el gobernador Newsom.

“Al ayudar a las personas sin hogar más vulnerables a salir de la calle y al aislamiento, California puede frenar la propagación de COVID-19 de las poblaciones sin hogar, reducir el número de personas infectadas y proteger los recursos críticos de atención médica. Estamos trabajando arduamente con nuestros socios del condado para poner en funcionamiento estos hoteles lo más rápido posible”, añadió.

La Alianza Nacional para Terminar con la Falta de Vivienda alabó el proyecto.

“A través del Proyecto Roomkey, California ha tomado la delantera en la protección de los residentes sin hogar de COVID-19”, dijo el presidente de la Alianza, Nan Roman.

“Esta iniciativa establece un sólido ejemplo nacional de cómo los líderes estatales pueden aprovechar sus recursos con FEMA, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) y otros fondos federales para abordar las necesidades de las poblaciones sin hogar más vulnerables en esta crisis y proteger la salud pública”, agregó.

Según el gobierno estatal, California es pionera en un enfoque diferente para esta emergencia al trabajar en colaboración con el sector de la hospitalidad con el objetivo de poner en línea más de 15 mil unidades hoteleras lo más rápido posible.

A través de este proyecto, el estado proporcionará equipos de apoyo a los condados, incluida la asistencia para identificar hoteles, negociar y ejecutar acuerdos operativos y brindar asistencia técnica a los proveedores locales para mantener los registros necesarios para recibir el reembolso federal.

Los gobiernos locales pueden utilizar los 150 millones de dólares en ayuda de emergencia para personas sin hogar que el Gobernador Newsom y la Legislatura pusieron a disposición para combatir COVID-19.

El Proyecto Roomkey se enfocará en hoteles en condados con poblaciones sin hogar importantes que también están experimentando altas concentraciones de transmisión de COVID-19.

Los gobiernos locales hasta la fecha han asegurado 6 mil 867 habitaciones de hotel y motel para este propósito.

Cada hotel y motel dentro de Project Roomkey incluirá servicios integrales esenciales, como personal de limpieza, lavandería, seguridad y apoyo.

El gobernador también anunció una asociación con World Central Kitchen del chef José Andrés, que proporcionará tres comidas al día en hoteles participantes dentro del proyecto a través de un contrato estatal para apoyar los esfuerzos locales según sea necesario.

Para proporcionar opciones más seguras durante la pandemia de COVID-19, las unidades de aislamiento del Proyecto Roomkey deberán cumplir con tres propósitos importantes de salud pública.

En primer lugar, los hoteles y moteles deben dar prioridad a las personas sin hogar que son asintomáticas, pero que están en alto riesgo, como las personas mayores de 65 años o que tienen ciertas afecciones de salud subyacentes, y trasladarlas a las unidades donde puedan aislarse de manera más segura.

También deberán brindar capacidad de aislamiento a las personas sin hogar que han estado expuestas al COVID-19 (según lo documentado por funcionarios de salud pública estatal o local, o un profesional de la salud médica) que no requieren hospitalización, pero necesitan aislamiento o cuarentena.

Además, deben brindar capacidad de aislamiento a las personas que viven en la calle y que son positivas al COVID-19, pero que no necesitan hospitalización. Sin estas unidades de aislamiento, su única opción es regresar a un entorno de refugio congregado o regresar a un campamento, lo que conduciría a una mayor propagación de COVID-19.

Los gobiernos locales son responsables de identificar qué clientes de refugio o residentes de campamentos son seleccionados para estas ubicaciones de aislamiento de hoteles y transportarlos a los hoteles para su admisión.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.