SACRAMENTO — La Asamblea del Estado de California aprobó la Enmienda Constitucional de la Asamblea (ACA) 6, que restablecería los derechos de voto de casi 50 mil californianos en libertad condicional.

La iniciativa ACA 6, presentada por el Asambleísta Kevin McCarty, Demócrata por Sacramento, fue aprobada con un voto de 54-16.

El proyecto de ley pasará por el Senado del Estado de California, donde necesitará una mayoría de dos tercios para su aprobación.

En caso de ser aprobada en el Senado, la enmienda constitucional aparecerá en la boleta electoral de 2020, cuando los votantes californianos tendrán la oportunidad de volver a otorgar derechos a sus vecinos en libertad condicional.

Debido a que la medida es una enmienda a la Constitución de California, debe ser aprobada por los votantes de California.

“Votar es un derecho fundamental de la ciudadanía”, dijo Sam Lewis, Director Ejecutivo de la Coalición Anti-Recividismo (ARC).

“Cada elección perdida por alguien que vive en nuestra comunidad es una oportunidad perdida para dar forma al futuro de nuestro país. Ahora es el momento de que California se una al creciente movimiento nacional para fortalecer nuestra democracia al empoderar a todos, independientemente de su participación anterior en el sistema legal penal, para que cuenten sus voces”, añadió.

Actualmente, en California, los adultos elegibles pueden votar mientras están bajo la mayoría de las formas de supervisión comunitaria, incluyendo libertad condicional, supervisión comunitaria posterior a la liberación del condado y liberación supervisada federal, pero no pueden votar mientras están en libertad condicional.

“La eliminación del derecho al voto no se basa en un interés en la seguridad pública”, expuso Taina Vargas Edmond, fundadora y directora ejecutiva de Initiate Justice.

“Más bien, se basa en un sistema de creencias de justicia punitiva que intenta intencionalmente despojar a las personas marginadas de su poder político”, añadió.

La ACA 6 ha recibido el respaldo del Secretario de Estado de California, Alex Padilla, que, según los impulsores del proyecto abordaría la historia de la opresión racial detrás de las leyes de privación de derechos de los delitos graves de California.

Tres de cada cuatro hombres que salen de las cárceles de California son afroamericanos, latinos o asiáticoamericanos.

Los estadounidenses negros son cuatro veces más propensos a experimentar la privación del derecho de voto que los estadounidenses blancos.

La enmienda constitucional revertirá una forma de supresión de votantes que actualmente enfrentan los californianos de color y les indicará a todos los californianos que sus voces son importantes.

“La privación de derechos de delito mayor es simplemente otro término para la supresión de votantes”, dijo Dorsey Nunn, Directora Ejecutiva de los Servicios Legales para Prisioneros con Niños (LSPC).

“Los californianos en libertad condicional son constituyentes, contribuyentes y dueños de negocios: tienen familias, son sus vecinos. Las leyes afectan sus vidas y las vidas de sus familias y, como ciudadanos, deberían tener voz en esta democracia”, agregó.

Los impulsores de la ley calculan que 4.6 millones de personas en todo el país no pueden votar debido a una condena por delito grave.

Actualmente, poco menos de 50 mil personas en libertad condicional en California quienes trabajan, pagan impuestos y sostienen a sus familias en sus comunidades, no pueden votar en ninguna elección local, estatal o federal.

En otros 16 estados y el Distrito de Columbia, el derecho de voto de una persona se restablece automáticamente después de su liberación de la prisión.

Dos estados (Maine, Vermont) no tienen privación de derechos para las personas con condenas.

Este año, Nevada y Colorado restablecieron los derechos de voto de aproximadamente 87 mil personas en libertad condicional y el año pasado, Nueva York, Louisiana y Florida restablecieron los derechos de voto a casi 2 millones de personas anteriormente encarceladas.

De acuerdo a Brittany Stonesifer, abogada de derechos de voto de la Unión de Libertades Civiles de California (ACLU), las políticas

discriminatorias, el encarcelamiento y la privación del derecho a delito grave del estado excluyen a las personas de color de las urnas.

Los impulsores del proyecto afirman que restaurar el derecho de votar a las personas en libertad condicional es parte de una larga lucha en la historia de nuestra nación para que la democracia sea más justa e incluyente.

“Hoy es otro paso hacia la restauración de los derechos de voto de casi 50 mil californianos, una victoria importante para nuestra democracia”, consideró Dora Rose, Directora Adjunta de la Liga de Mujeres Votantes de California.

“Esto nos acerca a cumplir una promesa que la Liga hizo hace 100 años cuando se aprobó la Décimo Novena Enmienda. Nadie es libre hasta que todos seamos libres”, afirmó.

Los impulsores

La medida ha sido presentada por varios legisladores Demócratas

Asambleístas

Rob Bonta (Oakland)

Sydney Kamlager Dove (Los Ángeles)

Rob Stone (Monterey Bay)

Ash Kalra (San José)

Wendy Carrillo (Los Ángeles)

Mike Gipson (Carson)

Lorena González (San Diego)

Kevin Mullin (San Francisco del Sur)

Shirley Weber (San Diego)

Senador

Scott Wiener (San Francisco)

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.