caPITOL

SACRAMENTO — La parte del ingreso corporativo de California que se paga en impuestos estatales disminuyó en más de la mitad durante las últimas tres décadas, indica un estudio del Centro de Política y Presupuesto de Baja California.

A principios de la década de 1980, las corporaciones que reportaron ganancias en California pagaron más del 9.5 por ciento de este ingreso en impuestos estatales a las corporaciones.

En contraste, las corporaciones pagaron solo el 4.2 por ciento de sus ganancias de California en impuestos corporativos en 2017, el año más reciente del que hay datos disponibles.

El presupuesto estatal de California habría recibido 11 mil 200 millones de dólares más de ingresos en 2017 si las corporaciones hubieran pagado la misma parte de sus ingresos en impuestos ese año que en 1981, más de lo que el estado gasta en la Universidad de California, la Universidad Estatal de California y la ayuda estudiantil en conjunto.

Las corporaciones pagan menos de sus ingresos en impuestos en la actualidad, incluso en medio de la crisis económica de COVID19, de lo que lo hicieron en la década de 1980 en parte debido a la reducción de las tasas impositivas por parte de los encargados de formular políticas estatales.

Desde que aumentó la tasa del impuesto de sociedades al 9.6 por ciento en 1980, la Legislatura ha reducido la tasa dos veces: del 9.6 por ciento al 9.3 por ciento en 1987 y del 9.3 por ciento al 8.84 por ciento, su nivel actual, en 1997.

Además de reducir las tasas impositivas desde la década de 1980, los encargados de formular políticas estatales han promulgado varias exenciones de impuestos corporativos que reducen la parte del ingreso que las corporaciones pagan en los impuestos corporativos de California, explica el reporte.

Por ejemplo, a partir de 1987, California permitió a las empresas multinacionales reducir su deuda tributaria mediante el cálculo de sus ingresos de California basado en cualquiera de sus ingresos totales de las operaciones internacionales o sólo de sus operaciones dentro de los Estados Unidos.

Esta llamada elección de "borde del agua" le costará al estado un estimado de 2 mil 400 millones de dólares en 2019-20.

También en 1987, los formuladores de políticas estatales establecieron el crédito fiscal estatal de investigación y desarrollo (I + D), que beneficia principalmente a las grandes corporaciones y le costará al estado un estimado de mil 800 millones de dólares en 2019-20.

Al igual que con muchos créditos de impuesto a las ganancias corporativas, el monto gastado en el crédito de I + D cada año es ilimitado y no hay fecha de vencimiento. En total, se proyecta que California gastará 5 mil 700 millones de dólares en gastos impositivos para corporaciones en 2019-20, explica el reporte.

El gasto de California en exenciones de impuestos para corporaciones excede por mucho la cantidad que el estado gasta en beneficios fiscales para californianos de bajos ingresos, revela el CBPC.

En 2019, se proyectó que California gastaría 1 mil millones de dólares en los dos créditos fiscales más grandes del estado destinados a californianos con bajos ingresos: el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo de California (CalEITC) y el Crédito Tributario para Niños Pequeños (YCTC).

Ambos proyectos fiscales aumentan los ingresos de familias e individuos con ingresos anuales de menos de 30 mil dólares, la mayoría de los cuales son personas de color.

El CalEITC solo benefició directamente a 3.7 millones de californianos en 2018.

"Un ejemplo de cómo los créditos fiscales, las exenciones y las deducciones podrían enfocarse de manera más equitativa es extender el CalEITC y el YCTC a todas las familias inmigrantes.

"La Legislatura podría pagar la extensión de CalEITC y YCTC a estas familias inmigrantes al eliminar o reducir las exenciones de impuestos para las corporaciones que pueden permitirse contribuir más", indica el CBPC.

El organismo agrega que las corporaciones pueden contribuir más no solo porque están pagando menos de la mitad de la cantidad en impuestos estatales que hace tres décadas, sino también porque es probable que paguen mucho menos impuestos de sus ingresos al gobierno federal debido a la Ley Federal de Reducción de Impuestos y Empleos (TCJA), firmada por el presidente Trump en 2017.

La ley realizó una serie de ajustes a la ley de impuestos federales que benefician a las corporaciones, incluida la reducción de la tasa federal del impuesto sobre la renta corporativa del 35 al 21 por ciento, considerada la mayor reducción fiscal única en la historia de los Estados Unidos.

El Instituto de Política Tributaria y Económica (ITEP) estimó que el beneficio fiscal para los propietarios de empresas corporativas de California fue de más de 13 mil millones de dólares en 2018.

"La reducción en los impuestos corporativos federales puede argumentar un aumento en la tasa del impuesto a las ganancias corporativas del estado.

"Sin embargo, los formuladores de políticas tienen otras opciones para garantizar que las corporaciones paguen su parte justa en los impuestos estatales", detalla el organismo.

El CBPC sugiere revisar las disposiciones de impuestos corporativos existentes, tales como créditos, exenciones y deducciones de impuestos corporativos, y reducir o eliminar aquellos que no están logrando los objetivos de política del estado.

"Al reducir el gasto en exenciones de impuestos corporativos, el estado tendría más recursos disponibles para apoyar a las familias con bajos ingresos que luchan para pagar los costos de vida en California, haya crisis por COVID19 o no", finaliza el reporte.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.