SAN RAFAEL, California — Las organizaciones Alcohol Justice y la Alianza de Políticas sobre el Alcohol de California (California Alcohol Policy Alliance, CAPA) expresaron su profunda gratitud luego de que la Asamblea Estatal de California votó contra el proyecto de ley del Senado (SB) 58.

Los organismos resaltaron que 35 miembros votaron en contra y 29 a favor, incluido el Asambleísta Eduardo García.

De acuerdo al registro legislativo, 15 miembros no votaron, otra forma de asegurar que el senador Scott Wiener sufra su tercer fracaso en tres años intentando establecer un llamado "proyecto piloto" para dar a algunas ciudades de California la potestad de extender la última llamada (el aviso de que se acerca la hora del cierre) en bares, restaurantes y clubes.

“El proyecto de ley de los bares murió, para que los californianos no mueran", declaró Bruce Lee Livingston, director ejecutivo / CEO de Alcohol Justice. "Scott Wiener no debe resucitar esta idea peligrosa de extender el horario de los bares por cuarta vez el año próximo: la Asamblea ya no lo permitirá".

Justo antes de la votación final en el pleno de la Asamblea, el asambleísta Tom Lackey, ex oficial de la Patrulla de Carreteras de California (CHP), se dirigió a sus colegas: "… Mientras los miembros presionan ese botón verde esta mañana sobre el #SB58 – el proyecto de ley del cierre de los bares a las 3 de la mañana, quiero testimoniarles que una votación afirmativa enviará a algunas personas a la tumba. Cómo pueden aceptar eso, nunca lo sabré".

El Concejo Municipal de Los Ángeles, así como el Partido Demócrata del Condado de Los Ángeles, aprobaron recientemente resoluciones que se oponen al peligroso "proyecto piloto", como le llaman.

A ambas entidades se unió una impresionante mayoría de la Asamblea estatal, quienes repitieron la declaración de veto del año pasado por el gobernador Brown sobre el casi idéntico SB 905 de Wiener.

El entonces gobernador Brown dijo: "Creo que hay suficiente alboroto desde la medianoche hasta las 2 de la madrugada sin agregar dos horas más de descontrol".

"Esta es una gran victoria", dijo Paul Koretz, concejal de la Ciudad de Los Ángeles.

"La Asamblea de California eligió la seguridad de sus residentes antes que las ganancias de los negocios relacionados con el alcohol. Estoy orgulloso de sus acciones y de la coalición que luchó contra este proyecto peligroso", agregó el Concejal.

"La Asamblea estatal habló temprano esta mañana y el pueblo de California ganó al derrotar el SB 58", consideró por su parte Richard Zaldívar, director ejecutivo y fundador del Proyecto The Wall-Las Memorias, copresidente de la Alianza de Políticas sobre el Alcohol de California (CAPA).

“Detuvimos el intento de los cabilderos de la vida nocturna de dañar a nuestras comunidades. Gracias a ustedes, los miembros de la Legislatura que votaron por la gente y no por los intereses especiales", afirmó Zaldívar.

A fines de agosto, una sorpresiva enmienda del Comité de Asignaciones de la Asamblea redujo el cambio en la última llamada de los bares del SB 58 de 4 a 3 de la madrugada.

Sin embargo, los críticos del cambio de política no tardaron en señalar que incluso una hora más de ventas de bebidas alcohólicas en diez ciudades trastorna las protecciones de una última llamada uniforme a las 2 de la mañana en todo el estado.

Las comunidades contiguas habrían experimentado un incremento de los daños y los costos, mientras los vendedores de bebidas alcohólicas en el epicentro de los distritos de entretenimiento de vida nocturna habrían visto beneficios económicos marginales.

En 2018, se presentó a la Legislatura la evidencia de un incremento de los daños en un informe de Alcohol Justice/CAPA titulado La amenaza nocturna: ciencia, daños y costos de extender el horario de servicio en los bares (The Late Night Threat, Science, Harms, and Costs of Extending Bar Service Hours).

El informe destacaba los datos existentes, apoyando cómo los efectos agudos de extender las ventas de alcohol se propagarían a las llamadas "Zonas de Salpicadura" alrededor de las ciudades del proyecto piloto.

Este año la organización ARG, con sede en Oakland, un proyecto del Instituto de Salud Pública, hizo un nuevo análisis.

El "El Alto Costo del Proyecto de los Bares Abiertos hasta las 4 a.m." (High Cost of the 4 A.M. Bar Bill") fue un análisis de costo-beneficio, el primero de su clase, detallando los efectos de cambiar la política del estado sobre el alcohol para permitir una última llamada más tarde en bares, restaurantes y clubes.

El estudio documentó con detalles preocupantes las peores inquietudes de Alcohol Justice y CAPA de que la seguridad y la salud pública se afectarían gravemente si el SB 58 se convertía en ley.

"La Asamblea vio claramente a través de la neblina de justificaciones erróneas del senador Wiener y por tercera vez, California dijo NO al peligroso cambio de política de este autor", expresó Michael Scippa, director de Asuntos Públicos de Alcohol Justice.

"Parafraseando una canción del Mago de Oz', ... no solo está meramente muerto, está en realidad muy sinceramente muerto'. Y tenemos el compromiso de asegurar que este proyecto zombi de última llamada se haya ido para siempre", señaló Scippa.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.