calexico

IMAGEN DE ARCHIVO

La semana anterior, la Alcaldesa de Calexico, Rosie Arreola Fernández, junto con el Vicealcalde, Javier Moreno, presentaron una propuesta con el fin de congelar el pago de salarios y de prestaciones como el servicio de salud en respuesta a la falta de recursos causada por la pandemia de coronavirus y la caída en los ingresos del gobierno de la ciudad de Calexico.

De acuerdo a la propuesta el congelamiento el pago salarial y de prestaciones llevará a que la ciudad ahorre alrededor de 150 mil dólares durante 12 meses.

Según los funcionarios, el gobierno de esta frontera se ha visto severamente afectado por la caída de los ingresos, principalmente por concepto del cobro de impuesto a las ventas.

Todo se ha derivado por la decisión de los gobiernos de Estados Unidos y de México de restringir el cruce de los ciudadanos del vecino país que buscaba evitar aún más la propagación del virus, que ha llevado a un descenso importante en el número de personas que visitan el Valle Imperial para, entre otras cosas, realizar sus compras o bien llevar a cabo sus negocios en nuestro país.

Un reporte elaborado hace unos meses por el Departamento de Finanzas de Calexico señaló que la ciudad ha perdido cientos de miles de dólares desde que en marzo de 2020 el paso en la frontera fuese restringido a los mexicalenses y a otros ciudadanos mexicanos que hasta antes del inicio de la pandemia visita van nuestra región.

Aunque de entrada la propuesta de Arreola Fernández y de Moreno es positiva, la verdad es que resulta en un efecto menor en cuanto al beneficio financiero para la ciudad.

Y es que el proyecto de presupuesto para el año fiscal 2021-2022 revela que la ciudad planea gastar alrededor de 142 millones de dólares que representan más del doble de los alrededor de 60 millones del presupuesto en el actual año fiscal.

El proyecto presupuestal contempla una importante cantidad de solicitudes de fondos para diversos proyectos por parte de los altos funcionarios el gobierno de Calexico.

Además, las autoridades esperan aumentar la reserva de la ciudad gracias a los fondos recibidos por parte del gobierno estadounidense como parte del Plan de Rescate de la Casa Blanca.

Afortunadamente, el gobierno mexicano recibió un donativo de 1 millón de vacunas por parte su contraparte estadounidense qué servirán para vacunar a la población de adultos jóvenes que era el sector que quedaba por ser inmunizado.

Según autoridades mexicanas, la vacunación de personas de entre 18 y 39 años de edad llevará a alcanzar la llamada inmunidad de rebaño y con ello posiblemente veremos la luz al final del túnel de esta pandemia cuando menos temporalmente.

A esto habría que agregar el hecho de que el gobierno de Baja California ha decidido colocar en semáforo verde a la mayoría del estado ante la supuesta baja cantidad de casos activos de coronavirus. EEl problema lo ha representado la ciudad de Mexicali, que pasó del color naranja al amarillo debido a que los casos no han descendido de manera considerable. A esto habría que agregar reportes no oficiales respecto a la situación que se vive al interior del Hospital General, donde fuentes consultadas han revelado que la zona de Covid-19 permanece llena a pesar de que las autoridades de Baja California afirman que la hospitalización de pacientes con coronavirus se encuentra en alrededor del 30 por ciento a nivel estatal.

Sin embargo, todo apunta a que el fin de la pandemia está cada vez más cerca, lo mismo que la reapertura de las Garitas para los ciudadanos mexicanos.

Ahora bien, como lo aseguró la Concejal de Calexico, Gloria Romo, en una entrevista reciente, la ciudad debe estar preparada para recibir a los miles de visitantes que, como se espera, cruzarán la frontera en cantidades importantes para llevar a cabo las actividades que habían sido suspendidas desde hace 15 meses.

Quienes también deben estar listos son los funcionarios de Protección de Aduanas y Fronteras dada la lentitud que se ha registrado en las últimas semanas en los cruces fronterizos y que ha obligado a los viajeros a permanecer por horas en las líneas de espera para poder pasar a territorio estadounidense.

Lo bueno es que la reapertura posible de la frontera llevará a la reactivación económica en la parte sur del Valle Imperial, al igual que la creación de empleo, el pago de impuestos y el aumento en la recaudación y los fondos disponibles para los gobiernos locales.

Mientras tanto, el asunto del congelamiento de los salarios debió esperar cuando menos un par de semanas para conocer si la frontera será reabierta o no.

Ojalá otras entidades de gobierno cómo los Concejos de las Ciudades, la Junta de Supervisores, e inclusive las legislaturas estatales y federal realicen acciones similares para reducir el gasto cuando menos de forma simbólica y sus miembros muestren cierta solidaridad con sus representados.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.