OAKLAND — El Instituto Greenlining aplaudió la aprobación del Senado de un paquete de ayuda y estímulo por las consecuencias económicas de la pandemia Covid-19, el cual calificó como un buen primer paso.

Sin embargo, la institución dijo que, dado el énfasis del proyecto de ley en las corporaciones, se necesitará mucho más para apoyar a las familias estadounidenses, particularmente a las comunidades de color que han sido especialmente afectadas por la pandemia y la crisis económica.

“Los pagos en efectivo a las familias, el seguro de desempleo ampliado y el apoyo a las pequeñas empresas incluidas en este proyecto de ley ayudarán a frenar el sangrado, pero son solo el comienzo de lo que debemos hacer”, dijo la presidenta y directora ejecutiva del Instituto Greenlining, Debra Gore-Mann.

“Necesitamos un plan para una recuperación justa que apoye a los trabajadores y las familias y reconozca los desafíos especiales en las comunidades de color, donde las familias y las pequeñas empresas tienen menos recursos para recurrir.

“Además, también necesitamos un plan a largo plazo que aborde el racismo estructural y la desigualdad en nuestra economía. Este proyecto de ley representa solo el primer paso en un viaje hacia una economía que realmente funcione para todos”, agregó.

Este miércoles, el Senador independiente de Vermont, Bernie Sanders, consideró que los senadores Republicanos Graham, de Carolina del Sur; Sasse, de Nebraska, y Tim Scott, de Carolina del Sur, presentaron sus objeciones contra los trabajadores en el proceso para acelerar la legislación de coronavirus de emergencia.

El veterano legislador indicó que sus colegas buscaban crear un fondo de bienestar corporativo de 500 mil millones de dólares.

“En mi opinión, sería un ultraje evitar que los estadounidenses de clase trabajadora reciban la asistencia de emergencia por desempleo incluida en esta legislación”, consideró.

Y es que la idea era evitar que los empresarios beneficiados con asistencia financiera pudiesen despedir trabajadores, reducir salarios y prestaciones, enviar trabajos al extranjero o pagar a los trabajadores salarios de pobreza.

El Instituto Greenlining instó al Congreso y al Presidente considerar una serie de pasos en el futuro próximo para apoyar a las comunidades de color:

La implementación. El comité de vigilancia que supervisará la ayuda a las empresas debe parecerse a Estados Unidos, con al menos tres de cinco miembros que no sean blancos y al menos tres mujeres. La competencia del inspector general y del comité de supervisión debe ampliarse para incluir una revisión del fondo de pequeñas empresas. Esta supervisión debe incluir un informe dentro de seis meses que examine cuánto tiempo han llevado los fondos para llegar a las pequeñas empresas y en qué medida esos fondos han llegado a las empresas propiedad de personas de color.

Pagos constantes en efectivo por 12 meses. Los economistas predicen “un tsunami económico” que no terminará en unas pocas semanas o incluso en unos meses.

Pequeñas empresas. Las compañías de menor tamaño necesitan un paquete de recuperación adicional que coincida con los fondos de la industria de 500 mil millones de dólares en la propuesta actual. También necesitan una pausa en los pagos de la deuda e incentivos para que los propietarios pausen los pagos de la renta comercial.

Propietarios e inquilinos. Este sector necesita una pausa de 12 meses en los pagos de la vivienda, junto con la exclusión de ejecuciones hipotecarias, desalojos o cortes de servicios públicos durante ese mismo período. También debe haber un enfoque particular en los inmigrantes y las poblaciones no alojadas.

Estudiantes. Los alumnos necesitan que su deuda se borre, lo que agregará 100 mil millones de dólares en actividad económica a la economía.

Las ciudades necesitan ayuda urgente. La Reserva Federal debería aumentar su adquisición de bonos municipales locales para que las ciudades tengan los fondos necesarios para apoyar a las comunidades.

Organizaciones sin fines de lucro. Especialmente las organizaciones de base que brindan servicios comunitarios desesperadamente necesarios, necesitan un rescate. Este maremoto económico amenaza a las organizaciones sin fines de lucro pequeñas y medianas, especialmente las dirigidas por personas de color, y necesitan asistencia equivalente a los aproximadamente 60 mil millones de dólares que se reservan para las aerolíneas.

Garantizar el acceso a los servicios de salud. Los 130 mil millones de dólares en ayuda para hospitales deberían garantizar que los fondos se usen para eliminar las barreras para acceder a la atención de personas de bajos ingresos que pueden carecer de cobertura de salud adecuada.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.