SAN DIEGO — Con el cierre total de la mayoría de las formas de solicitar asilo de forma segura en los puertos de entrada de los Estados Unidos, organizaciones de apoyo legal y humanitario hacen un llamado a la administración Biden a implementar soluciones urgentes y humanas para dar la bienvenida a quienes huyen de la persecución, y de no volver a implementar los Protocolos de Protección a Migrantes o la política “Quédate en México”.

El derecho legal de solicitar asilo en los puertos de entrada ha sido suspendido por la implementación del Título 42.

Las excepciones a las expulsiones bajo Título 42 que previamente se otorgaban de acuerdo a las negociaciones de Huisha-Hisha v. Mayorkas y el proceso del “Consorcio”, las cuales permitieron diariamente a decenas de personas solicitar asilo de forma segura en el puerto de entrada de San Ysidro durante los últimos meses, ya no están siendo procesadas.

Además, tras recientes órdenes judiciales sobre la política “Quédate en México”, la administración Biden decidió cesar el desmantelamiento de esta cruel política, deteniendo la entrada a Estados Unidos de personas anteriormente regresadas a México bajo el programa.

Si se volviera a implementar, “Quédate en México” pondría en riesgo a más personas, y no puede ser implementada de forma “humana” ni “segura”'.

Ahora queda solamente una manera de solicitar asilo de forma segura en los puertos de entrada: la solicitud de libertad condicional humanitaria, un procedimiento extremadamente complejo y tedioso que es rechazado arbitrariamente con frecuencia por oficiales fronterizos, y que es inalcanzable por la mayoría de las decenas de miles de familias vulnerables que corren peligro al lado sur de la frontera con Estados Unidos.

Un juez federal recientemente ordenó en el caso Al Otro Lado v. Mayorkas que la práctica del gobierno estadounidense de negar la entrada a personas solicitantes de asilo a puertos de entrada es inconstitucional.

A pesar de esta orden, la administración de Biden no ha reiniciado el procesamiento de personas solicitantes de asilo.

La falta de acceso al asilo es, además, peligrosa: de acuerdo con un informe del 24 de agosto, 2021, Human Rights First ha documentado al menos 6 mil 356 secuestros, asaltos sexuales, y otros ataques violentos contra personas rechazadas en puertos de entrada o expulsadas a México por DHS desde que el Presidente Biden asumió su cargo.

Las organizaciones y comunidades fronterizas están listas para dar una bienvenida con dignidad a las personas con necesidad de protección, y hacen un llamado a la Administración de Biden a respetar el derecho a solicitar asilo de forma segura en los puertos de entrada de Estados Unidos.

“Las prácticas de metering, MPP y Título 42 han provocado la concentración de miles de personas a lo largo de la frontera, en condiciones de extrema vulnerabilidad. Es urgente que el gobierno de Estados Unidos garantice la terminación de estás políticas y genere una ruta de acceso al asilo con la pronta apertura de la frontera para que miles de familias puedan encontrar protección internacional,” dijo Espacio Migrante.

“Todas las medidas que Estados Unidos ha implementado en complicidad con el gobierno mexicano para disminuir el flujo migratorio y negar el acceso al asilo se traducen, literalmente, en muerte. Tan solo en nuestra organización, en los últimos tres meses, hemos visto morir a 3 personas varadas en Tijuana, una por violencia y dos por motivos de salud que no pudieron ser atendidas porque vivían en un campamento insalubre, abandonado por ambos gobiernos, y sin acceso a servicios de salud. Estas muertes pudieron y debieron ser prevenidas”, consideró Judith Cabrera, Co-Directora de Border Line Crisis Center.

“La implementación del Título 42 durante la era de Trump fue una afrenta, pero es todavía más vergonzoso que la administración demócrata de Biden decida deliberadamente mantener esa política que pone en riesgo la vida, seguridad y dignidad de los solicitantes de asilo”, agregó.

“Durante los últimos 18 meses, el Título 42 ha expulsado forzosamente de forma ilegal a personas solicitantes de asilo a condiciones inseguras sin derecho al debido proceso. Las personas solicitantes de asilo tienen el derecho legal de solicitar protección en los Estados Unidos y la total y ya muy atrasada terminación del Título 42 será una parte clave de restaurar ese derecho,” dijo Kate Clark, Directora Mayor de Servicios de Inmigración de Jewish Family Services of San Diego.

Según Clark, durante toda la pandemia de COVID-19, ha quedado demostrado que es posible priorizar a la salud pública y también dar una bienvenida a individuos vulnerables con dignidad.

El JFSSD ha dado la bienvenida a 2 mil 730 migrantes quienes fueron procesados bajo el desmantelamiento de MPP por el Puerto de Entrada de San Ysidro, como también 5 mil 443 individuos bajo el proceso de excepciones al Título 42 y todas estas personas recibieron apoyo con revisar papeleo legal, presentaciones y materiales de conozca-sus-derechos, y servicios críticos de albergue de descanso.

“Tantas vidas han sido puestas en peligro por políticas crueles como los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP), el metering y el Título 42, que bloquean todas las maneras seguras y humanas de solicitar asilo para personas migrantes extremadamente vulnerables.

“Cuando hablamos de bloquear el acceso al asilo, es imprescindible entender que el metering en la frontera comenzó en 2016 como respuesta a un incremento en el número de personas solicitantes de asilo Negras, principalmente en el Puerto de Entrada de San Ysidro/San Diego”, dijo Guerlain Jozef, Cofundadora y Directora Ejecutiva de Haitian Bridge Alliance.

“El cierre de la frontera y las expulsiones bajo las políticas de Título 42 han hecho que el metering sea innecesario, sin embargo la política se ha mantenido hasta recientemente cuando fue ordenada inconstitucional. No es sorprendente que el racismo y la anti-Negritud están integradas a nuestro sistema de inmigración. Hasta la fecha, seguimos luchando para acabar con el Título 42.

“A pesar de numerosos informes que la política no protege a la salud pública, la Administración ha decidido seguir usando esta política racista de la era de Trump para quitarles a las personas migrantes su derecho de solicitar asilo. Estamos listas para dar una bienvenida con dignidad a personas solicitantes de asilo, y hacemos un llamado urgente a la Administración de Biden de unirse a nosotras, sobre todo considerando el daño que enfrentan las personas migrantes en ciudades fronterizas”, añadió Jozef.

“La administración de Biden está violando el principio de no-devolución y empeorando condiciones ya peligrosas para migrantes que viven en comunidades fronterizas militarizadas. Es hora de que la administración Biden se vuelva a comprometer con la protección de los derechos humanos de quienes buscan asilo. Debe acabar con estas expulsiones y eliminar al Título 42, y priorizar políticas públicas que protegen la salud, la seguridad, y los derechos humanos de toda persona que busca refugio en la frontera sur,” dijo Pedro Rios, director del Programa de la Frontera entre EU y México de American Friends Service Committee.

Para Stephen Manning, Director Ejecutivo de Innovation Law Lab, las puertas del país han sido cerradas en las caras de personas que huyen de amenazas de muerte, de la persecución política y del cambio climático.

“Nuestras leyes tienen un proceso para solicitar asilo, y las organizaciones de ayuda humanitaria y las autoridades de salud pública tienen protocolos para prevenir el contagio del COVID-19, pero las políticas migratorias de hoy en día han creado un bloqueo que les previene el acceso a ese proceso, poniendo en peligro a personas incluyendo a la niñez vulnerable, personas migrantes Negras, y familias. Urge que brindemos un camino seguro y acabemos con políticas como el Título 42 y Quédate en México de una buena vez”, explicó.

“La comunidad de San Diego ha demostrado muchas veces que existe la capacidad y el deseo de dar una bienvenida a personas solicitantes de asilo de una manera segura y con dignidad,” dijo Donna Duvin, Directora Ejecutiva del International Rescue Committee en San Diego. “Restringir el acceso al asilo basado en una supuesta capacidad o preocupaciones de salud pública son un pretexto falso. La comunidad se ha juntado para dar la bienvenida y seguiremos haciendo justo eso y levantando la voz por el derecho a la seguridad y la protección de las personas solicitantes de asilo”.

Por su parte, Erika Pinheiro, Directora de Litigio y Políticas Públicas de Al Otro Lado, manifestó que la decisión de esta administración de continuar con políticas de la era de Trump como el “metering,” el Título 42, y Quédate en México, que obligan a personas refugiadas a esperar en condiciones peligrosas en México es tanto ilegal como inmoral.

“Una jueza federal recientemente concluyó que la práctica de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) de rechazar y regresar a solicitantes de asilo es inconstitucional; sin embargo, agentes fronterizos se han desplegado para bloquear en vez de procesar a personas refugiadas que buscan entregarse, obligando a las personas con necesidades urgentes de protección a intentar cruzar por caminos peligrosos entre Puertos de Entrada.

“El CBP es más grande que todos los demás cuerpos policiacos federales de los EU juntos, y tiene la capacidad de procesar de forma segura a personas refugiadas en nuestros puertos de entrada. Al negarlo, CBP ignora el arduo trabajo de coaliciones como el Comité de Bienvenida de California (California Welcoming Task Force) que está lista para ayudar a implementar el procesamiento de asilo de manera ordenada y humanitaria, protegiendo también a la salud pública”, afirmó Pinheiro.

“Ahora es el momento de dar justicia, el debido proceso, protección al asilo y el mismo nivel de atención a quienes huyen de la persecución y la violencia, a pie y sin nada más que la ropa que traen puesto, en nuestra frontera sur,” compartió Margaret Cargioli, Managing Attorney de Immigrant Defenders Law Center.

“Ya basta de darle la espalda a familias vulnerables que buscan asilo, migrantes Negros e individuos que son enviados a la fuerza a situaciones cada vez más peligrosas. Estamos listas para dar una bienvenida con dignidad a las personas con necesidad”, continuó.

“Hemos visto muertes en el desierto, en los albergues, y en el campamento en Tijuana mientras la administración de Biden sigue manteniendo cerrada la puerta a solicitantes de asilo,” dijo Dulce Garcia, Directora Ejecutiva de Border Angels.

“Cientos de niñas y niños siguen en riesgo mientras viven en carpas en las calles de nuestro Puerto de Entrada de San Ysidro. Vulnerables y desesperadas por sobrevivir, las personas migrantes intentan cruzar la frontera por el desierto y el océano, arriesgando sus vidas porque el campamento y México no son seguros para ellos ni sus hijas e hijos. Muchas familias nos han reportado que han sobrevivido secuestros, violaciones y otros incidentes violentos mientras esperan en México. Nuestras comunidades están listas y con ganas de darles la bienvenida de manera humana y digna a nuestras hermanas y hermanos que esperan sólo algunas millas de nosotros”, aseguró.

“Las personas que huyen de la persecución y la tortura tienen el derecho de solicitar asilo de nuestro gobierno, pero las políticas de E.U. siguen expulsando a las personas al peligro,” dijo Norma Chávez-Peterson, directora ejecutiva de ACLU de los condados de San Diego e Imperial.

“Hacemos un llamado a la administración de Biden a acabar con MPP de una buena vez, y de eliminar inmediatamente toda política que obstruya el acceso al asilo en la frontera sur de nuestra nación”, concluyó.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.