organoss

CIUDAD DE MEXICO — En México, diariamente mueren 20 personas en espera de un trasplante, de acuerdo con datos del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA). Además, cada 10 minutos alguien se suma a la lista de espera en busca de un órgano o tejido.

No obstante, sólo tres de cada mil personas fallecen en circunstancias que podrían dar lugar a una donación, refirieron egresadas de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, que realizan su servicio social en el CENATRA.

En 2018 se realizaron siete mil 583 trasplantes en el país, pero hay más de 21 mil 800 en espera.

Por ello, y para fomentar la cultura de la donación, Nancy Monterrosa Galindo, Karina Matías Zenón y Berenice Reyes Aguilar visitaron la Facultad de Derecho (FD), donde ofrecieron la charla “Donación de órganos y tejidos humanos. Mitos versus realidad”.

La donación es el acto de dar un órgano, tejido o células de sí mismo a otra persona que lo necesita para vivir o mejorar su salud, dijeron en el auditorio Ignacio Burgoa Orihuela.

Si se desea ser donador se debe expresar esta decisión a la familia para, ante una potencial muerte, respetar la voluntad del fallecido y no dejar a los familiares la toma de una decisión en momentos difíciles por la pérdida humana, dijo Nancy Monterrosa.

Karina Matías comentó que los órganos más comunes de trasplantar son el riñón, hígado, corazón, páncreas y pulmón. En tanto, los tejidos más frecuentes son las córneas, hueso, piel y tendones.

TRÁFICO

Berenice Reyes desmintió algunos de los mitos más comunes que circulan en México en torno a la donación, los cuales dañan a la cultura que se desea fomentar para lograr esta acción altruista.

Uno de ellos es el tráfico de órganos, y que se pueden trasplantar con éxito en forma clandestina y sin personal calificado.

“Es necesario un proceso en hospitales que requieren dos licencias especializadas, altamente equipados”, declaró.

Ante un desconocimiento generalizado del programa de donación en el país se dice, por ejemplo, que los trasplantes benefician a las personas ricas y que el registro tiene costo, pero se contempla a todos por igual y el registro es gratuito.

Otro mito es que si la persona no desea donar, de todos modos le quitarán los órganos útiles al morir. Es falso, solamente el donador o su familia puede autorizar este proceso, afirmaron.

También se dice que se puede trasplantar un órgano infectado con SIDA, cuando antes de seleccionar y trasplantar se realizan rigurosas pruebas sanitarias, aclararon.

Otro error es creer que tras una donación cadavérica se entrega el cuerpo destrozado del donante y después de mucho tiempo.

“Se procura entregarlo en un plazo no mayor a 12 horas y se lleva a cabo un proceso llamado ‘dignificación’ para respetarlo lo más posible”, indicó.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.