doctor

Hussein El Newihi. CORTESIA

A los honorables miembros del Concejo de la Ciudad de El Centro:

Les escribo como ciudadano, contribuyente, propietario de un negocio y médico que ha trabajado en el Valle Imperial durante los últimos 27 años.

El rápido giro de los acontecimientos con respecto al Centro Médico Regional El Centro en los últimos meses ha sido grave, por decir lo menos. Sus decisiones, incluida la destitución del Dr. Adolphe Edward, director general de nuestro hospital, y la instalación del CPA que representa a los tenedores de bonos como director general interino han resultado en una serie de decisiones tomadas apresuradamente con consecuencias muy graves. El cierre de dos departamentos hospitalarios con la eliminación de la atención médica para pacientes hospitalizados a los dos constituyentes más vulnerables de la sociedad, mujeres y niños, es abominable.

A esto le sigue un anuncio a los empleados de que el hospital pronto abandonará su condición de base de hospital, una decisión que afectará aún más los servicios de emergencia que se brindan a todos los miembros de la comunidad. El director ejecutivo interino saliente creado por CPA eliminó a ECRMC de la Asociación de Hospitales de San Diego e Imperial Valley. Se canceló un programa de bajo costo, Ventanilla de Salud, que el hospital usaba para brindar atención a los trabajadores agrícolas.

La trayectoria de las decisiones indica un solo significado, las vanguardias de ECRMC están cumpliendo lo declarado por la CPA en la única reunión que tuvo con el personal médico, combinar los dos hospitales del Valle Imperial y venderlos a una empresa con fines de lucro propietaria de múltiples hospitales y que sabe cómo maximizar las ganancias de la atención médica.

Ustedes no fueron elegidos para reducir los servicios básicos que brinda nuestro hospital como una red de seguridad para nuestra comunidad geográficamente aislada; ustedes fueron seleccionados para trabajar con la comunidad en la mejora de los servicios. Estamos conscientes de la deuda con la que deben lidiar el hospital y la ciudad, pero las soluciones deben ser aceptables para sus electores y no deben tomarse sin la participación de los proveedores de atención médica.

Como ciudadano, me gustaría saber el costo de asociarse con UCSD para los contribuyentes y lo que han hecho a lo largo de los años para mejorar nuestro hospital. ¿Por qué se les otorgan dos puestos en la Junta de Fideicomisarios de nuestro hospital mientras que ninguno se otorga a nuestros proveedores de atención médica? ¿No es hora de investigar esta asociación y terminarla para ahorrar nuestros dólares para nuestra comunidad?

Las enfermeras, médicos y empleados del hospital no se quedarán callados cuando veamos nuestro hospital desmantelado y arrastrado al fracaso.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.