border

Una de las disposiciones que ha empujado a la caída en la actividad económica ha sido el cierre del cruce fronterizo a visitantes y turistas. ARCHIVO ADELANTE VALLE

EL CENTRO — Restaurantes, bares, salas de cine, parques y prácticamente cualquier sitio público y privado que congregue personas estará prohibido a partir de este viernes, conforme ha establecido el Oficial de Salud Pública del Condado, que hace unas semanas había descartado la presencia del COVID-19 a nivel local.

Previamente, las escuelas de todo el Valle Imperial, incluido el Colegio del Valle y el plantel local de la Universidad Estatal de San Diego han decidido cancelar las clases, mientras las agencias de gobierno municipal, estatal y federal optaron por restringir sus servicios, que solamente se prestarán a través del teléfono y el correo electrónico.

Todo a causa del Coronavirus del 2019, cuya fuente proviene de la región de Wuhan, China, donde las autoridades optaron por ignorar en primera instancia el problema, el cual se les salió de las manos, llevándose de corbata a decenas de países en el orbe y que tiene al planeta al borde de la paranoia. Esto, a pesar de que en la región no se han detectado casos de transmisión local.

Las autoridades del Condado han instruido a los adultos mayores a recluirse en sus residencias mientras pasa la crisis, que se espera ocurra para finales del mes. De lo contrario, la crisis social y política podría traer consecuencias inéditas.

Los hospitales van restringir el acceso solamente a personal esencial y quienes provengan de zonas de alto riesgo deberán enclaustrarse por 14 días. La orden oficial simplemente busca evitar la diseminación de la enfermedad a nivel local, lo que pondría al sistema de salud del Valle Imperial en vilo.

La medida no incluye aeropuertos, transporte público y otros espacios de tránsito donde concurran más de medio centenar de personas donde sea posible aplicar el famoso distanciamiento social.

De hacer caso omiso a las disposiciones, los violadores enfrentarían multas, cárcel o una combinación de ambas, aplicados por el Alguacil y los departamentos de policía municipales. Prácticamente, el Condado se encuentra bajo la Ley Marcial hasta cuando menos el 31 de marzo. De hecho, el gobierno estatal anunció preparativos para el posible despliegue de la Guardia Nacional de California en caso de ser necesario.

El problema sanitario y político para los gobiernos federal, estatales y municipales es el rápido ritmo de contagio entre la población estadounidense. Tan solo del viernes 13 al miércoles 16, el número de casos confirmados ha pasado de mil 264 a 3 mil 536, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) reportan más de 10 mil casos y 150 muertos hasta el miércoles, con un índice de fatalidad de apenas 1.5 por ciento. A nivel global, la enfermedad ha matado al 4 por ciento de los cerca de 191 mil enfermos. El reporte del CDC de este miércoles indica que la mayoría de los casos domésticos se encuentran bajo investigación y apenas 310 se dieron por contacto cercano con personas previamente enfermas y otras 290 se infectaron al viajar al extranjero.

Cabe señalar que la misma OMS establece otras enfermedades mucho más letales que no representan problema alguno para autoridades y las economías mundiales: diabetes, tabaquismo, alcohol, hipertensión, accidentes por caídas, accidentes de tránsito, cáncer, otros tipos de coronavirus como el de Medio Oriente, desnutrición infantil y muchas otras. Inclusive la influenza termina con la vida de alrededor de entre 22 mil y 55 mil estadounidenses esta temporada.

Desde hace días, restaurantes como Jack in the Box de Avenida Rockwood en Calexico, ha decidido de forma unilateral dejar de atender a sus clientes en el sitio y solamente surtir órdenes para llevar. En la misma situación se encuentran decenas de restaurantes locales, dejando a cientos de trabajadores sin empleo, cuando menos de forma temporal.

El problema del aislamiento social, que de acuerdo a la narrativa oficial es necesario para evitar que la situación empeore, llevará a que el desempleo alcance niveles históricos y no vistos en décadas. Especialistas estiman que la desocupación pase del actual 3.6 por ciento al 20 por ciento a nivel nacional. La consultora JP Morgan estima que el estado perderá 600 mil empleos, lo que elevaría el desempleo estatal por encima del 7 por ciento.

En el Valle Imperial, hasta enero pasado el nivel de desempleo era de 18.8 por ciento, el segundo más alto en California, solamente detrás del Condado de Colusa. El nivel de desocupación derivado del Coronavirus del 2019 a nivel local dependerá de lo rápido que la normalidad regrese al país.

Para Luis Olmedo, Director del Comité Cívico del Valle, el impacto económico será más severo en la localidad debido a que muchos trabajadores laboran en empleos temporales y de bajos salarios, lo que colocaría a muchos en una situación de aprietos económicos.

El activista destacó que mucha gente vive al día, y el dinero que ha gastado en adquirir alimento y otros productos va a ser necesario en las siguientes semanas. Con los paros técnicos la situación de estas familias parece empeorar.

Si a ello se agrega el posible cierre de la frontera, situación que ha descartado por el momento el Presidente Trump, la situación se complica para quienes viven del consumidor mexicalense.

Y mientras el mundo observa con asombro la diseminación del llamado Coronavirus en el orbe, los mercados internacionales registran una estrepitosa caída que especialistas atribuyen a la crisis sanitaria. El lunes 16, los mercados registraron descensos de 12 por ciento a causa de las declaraciones del Presidente Donald Trump respecto a que la crisis podría extenderse hasta el verano, lo que llevó a inversionistas al nerviosismo extremo.

Desde el pasado 18 de febrero, Dow Jones, Standard & Poor’s y Nasdaq han perdido un tercio de su valor. El primero de los índices ha bajado de 29 mil 139 a 20 mil 183 unidades, un desplome real de 8 mil 956 puntos; el segundo ha pasado en este lapso de 3 mil 373 a 2 mil 386 puntos, una pérdida de 987 unidades; y el último cayó de 9 mil 688 a 6 mil 900 puntos, un descenso de 2 mil 788 unidades.

La precipitación de los mercados representa al mismo tiempo una pérdida de miles de dólares en fondos de cuentas de retiro para millones de trabajadores que han colocado su dinero de jubilación en acciones de empresas que cotizan en bolsa.

Esta situación de declive en el precio de las acciones representa una oportunidad para inversionistas como Warren Buffet, titular de la firma Berkshire Hathaway, la cual ha hecho fortuna con la adquisición de títulos de bajo precio en época de crisis para ver acumuladas importantes ganancias con el paso del tiempo y el incremento de los precios de las acciones.

El New York Times reportó que el pasado jueves las acciones registraron su peor caída desde el desplome de 1987. Y este miércoles, la caída de estas tres casas bursátiles osciló entre el 4 y el 6 por ciento, para llegar a los mismos niveles registrados cuando Trump tomó posesión del cargo. A partir del lunes, las operaciones serán de forma virtual, sin personal en el piso de valores por decisión del gobierno estadounidense.

Por su parte, la Reserva Federal planea implementar una serie de medidas para hacer que el mercado vuelva a la normalidad lo antes posible, con un paquete que podría alcanzar un billón de dólares, de los cuales una cuarta parte sería asignada a repartir cheques de estímulo económico a los contribuyentes para impulsar el gasto.

Mientras tanto, la Reserva Federal decidió adquirir préstamos de corto plazo que permiten a los negocios pagar sus cuentas, al tiempo de conceder préstamos a los operadores primarios quienes adquieren bonos del Tesoro de forma directa y quienes permiten el funcionamiento del mercado de bonos ante el congelamiento del mercado y la posibilidad de que el virus cause bancarrotas y alto desempleo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos estima que la economía China (líder mundial de manufacturas) perderá cerca de un punto porcentual de crecimiento debido al virus, y la mundial lo hará en una menor proporción: medio punto porcentual. Sin embargo, el organismo aclara que esta pérdida del crecimiento económico podría ser mucho mayor en caso de que el virus siga su carrera ascendente y los gobiernos se vean impedidos a resolver la problemática, lo que llevaría a lo que los expertos llaman histéresis.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.