disturbios

WASHINGTON — Un grupo de legisladores federales mostraron su preocupación por la inseguridad que podría vivirse en la capital del país durante la toma de posesión del nuevo Presidente, Joe Biden.

La presidente del Comité de Supervisión y Reforma Carolyn Maloney, el presidente del Comité Judicial Jerrold Nadler, el presidente del Comité de Seguridad Nacional Bennie Thompson, el presidente del Comité Permanente Selecto de Inteligencia Adam Schiff, el presidente del Comité de Servicios Armados, Adam Smith, y el miembro del Comité de Supervisión, Stephen Lynch, emitieron una declaración tras una sesión informativa con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Oficina del Fiscal de DCUS en relación con el disturbio mortal al Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero, que consideraron un “sitio al Capitolio de los Estados Unidos”.

“Con base en la sesión informativa de hoy, tenemos serias preocupaciones sobre las amenazas violentas y continuas a nuestra democracia.

“Está claro que se debe hacer más para adelantarse, penetrar y prevenir ataques mortales y sediciosos de extremistas violentos domésticos en los próximos días”, destacaron los legisladores.

Los congresistas descartaron discutir las medidas de seguridad específicas que han sido consideradas, pero afirmaron que trabajarán en estrecha colaboración con nuestro liderazgo en el Congreso y todas las autoridades federales, estatales y locales correspondientes.

La Alcaldesa de Washington decretó toque de queda en los siguientes días tras los disturbios de la semana anterior. Mientras tanto, el Presidente Donald Trump aceptó declarar emergencia en la capital del país.

“También nos preocupan los informes sobre las advertencias recibidas por las autoridades policiales y las acciones tomadas para compartir esas advertencias y responder a ellas antes del ataque.

“Este es un momento en el que todo nuestro aparato de seguridad nacional y aplicación de la ley debe estar funcionando a la par”, afirmaron los legisladores.

De acuerdo a los congresistas, los hechos ocurridos el pasado 6 de enero no fueron una protesta pacífica que se salió de control, sino un intento de golpe para descarrilar nuestro proceso constitucional e intimidar a nuestros líderes debidamente elegidos mediante la violencia.

A la fecha, autoridades federales han arrestado a varias docenas de personas que se involucraron en los acontecimientos.

“Los funcionarios en la sesión informativa de hoy confirmaron que procesarán a todas las personas asociadas con este acto, incluida cualquier persona que ingrese a áreas restringidas fuera del Capitolio, así como a quienes violaron el Capitolio.

“Exigimos plena responsabilidad no solo para responsabilizar a los perpetradores, sino para enviar una señal contundente de que la futura actividad sediciosa no será tolerada y se cumplirá con todo el vigor de la ley”, finalizaron los congresistas.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.