WASHINGTON — Los senadores Bernie Sanders, de Vermont; Mark R. Warner, de Virginia; Doug Jones, de Alabama y Richard Blumenthal, de Connecticut, presentaron el Proyecto de Ley de Seguridad de Cheques a fin de cubrir los salarios y beneficios de los empleados de las empresas y organizaciones sin fines de lucro afectados por la pandemia hasta que se resuelva la crisis económica y de salud pública.

Respaldado el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer y el senador miembro del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden, de Oregon, la Ley de Seguridad de Cheques actuaría para evitar despidos masivos, frenar los niveles de desempleo catastróficos y evitar pérdidas comerciales irreversibles, al evitar que millones pierdan su seguro de salud y proporcionar recursos para que las empresas vuelvan a contratar trabajadores despedidos y restablecer sus beneficios de atención médica.

“No podemos seguir permitiendo que decenas de millones de estadounidenses pierdan sus empleos, ingresos y seguro médico durante esta horrible pandemia.

“Para evitar otra Gran Depresión, el Congreso debe actuar con audacia y agresividad para garantizar que cada trabajador estadounidense reciba su cheque de pago y seguro de salud hasta que termine esta crisis”, dijo el Senador Sanders.

“Sin una acción agresiva para ayudar a los trabajadores a mantener sus empleos y negocios abiertos, corremos el riesgo de un desastre económico que podría llevar décadas reparar”, indicó Warner.

A la fecha, casi 39 millones de estadounidenses no tienen trabajo debido al coronavirus. Esto está afectando particularmente a la clase trabajadora, con un 40 por ciento de todos los trabajadores que ganan menos de 40 mil dólares sin trabajo en este momento.

“Nuestra propuesta creará un programa nacional de seguridad de cheques de pago para los trabajadores estadounidenses y ayudará a las empresas a mantener sus luces encendidas durante los días más oscuros de esta crisis.

“La seguridad de nómina significa que el gobierno federal ayudaría a cubrir los gastos de nómina para los trabajadores de base que fueron suspendidos o despedidos debido al coronavirus, para que las familias puedan evitar la calamidad financiera y los trabajadores puedan mantenerse conectados con los empleadores y los beneficios de salud mientras nosotros superar esta crisis”, consideró Warner.

“En lugar de permitir que las empresas caigan en caída libre y tratar de recoger las piezas más tarde, estamos proponiendo una barrera de protección al borde del precipicio.

“Estamos ofreciendo a las empresas la capacidad de retener a esos trabajadores, para que puedan comenzar de nuevo lo más fácilmente posible”, dijo por su parte el Senador Blumenthal.

El Senador Wyden, de Oregon, comentó que el país enfrenta una crisis económica única en la vida con casi 1 de cada 5 estadounidenses desempleados.

“Además de expandir significativamente el soporte de nómina, debemos apoyar a las pequeñas empresas que están siendo aplastadas y necesitan efectivo para cubrir las facturas y reemplazar el inventario cuando vuelvan a abrir.

“Sin ayuda adicional, muchas pequeñas empresas no sobrevivirán a esta crisis y les llevará mucho más tiempo salir de esta zanja económica”, afirmó Wyden.

Tan solo en el mes de abril, más de 20 millones de personas perdieron sus empleos, la mayor cantidad registrada en un solo mes.

Se estima que 27 millones de personas ya han perdido su cobertura de seguro de salud proporcionada por el empleador, y millones más podrían perder la cobertura antes de que termine esta crisis. La tasa de desempleo probablemente sea cercana al 20 por ciento, y podría superar la tasa registrad en la Gran Depresión en los próximos meses.

La pandemia también ha devastado las pequeñas empresas y los propietarios únicos.

Un estudio reciente encontró que más de 100 mil pequeñas empresas ya han cerrado permanentemente como resultado de la crisis económica y de salud. Otra encuesta reciente mostró que el 52 por ciento de las pequeñas empresas esperan cerrar en los próximos seis meses.

Otros países han evitado las pérdidas masivas de empleos similares a las que se observan en los Estados Unidos principalmente porque sus gobiernos han adoptado programas para mantener a los trabajadores en nómina y vinculados a sus empleadores hasta que termine esta crisis.

Además de prevenir despidos masivos, la Ley de Seguridad de Cheques proporciona a las pequeñas y medianas empresas los fondos que necesitan para pagar el alquiler, las hipotecas, los servicios públicos y otros costos operativos hasta que puedan reabrir de manera segura y las ventas comiencen a recuperarse.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.