caretera

IMAGEN DE CORTESIA

WASHINGTON —La mediana de la “riqueza” o los activos financieros de los hogares estadounidenses que participaron en uno o más programas gubernamentales con verificación de recursos en 2017 fue aproximadamente un 97 por ciento menor que la de los que no lo hicieron, indica un reporte del Censo de los Estados Unidos.

A pesar de la menor riqueza y la menor propiedad de activos, los hogares que recibieron asistencia del gobierno sorprendentemente solo tenían una deuda no garantizada ligeramente más baja, como tarjetas de crédito y facturas médicas, que aquellos que no lo hicieron e incluso una deuda garantizada más baja como una hipoteca.

El panorama financiero general de los hogares que no participaron en ninguno de los seis programas gubernamentales enumerados anteriormente es marcadamente diferente de los que sí lo hicieron.

El valor neto medio, incluido el valor líquido de la vivienda, de los no participantes fue de 181 mil 800 dólares, aproximadamente 31 veces más que los 5 mil 797 dólares de los hogares que informaron participar en uno o más de estos programas.

Esta brecha de riqueza no puede explicarse únicamente por las bajas tasas de propiedad de vivienda entre los participantes del programa. La razón: incluso al excluir el valor líquido de la vivienda, los participantes del programa tenían menos riqueza (mil 835 dólares) que los no participantes (74 mil 530 dólares).

Solo el 11 por ciento de los hogares no participantes tenía un patrimonio neto cero o negativo en comparación con el 30 por ciento de los hogares participantes.

Además, solo el 39 por ciento de los hogares no participantes tenían un patrimonio neto de menos de 100 mil dólares mientras que el 78 por ciento de los participantes estaban por debajo de ese umbral.

Los beneficiarios de WIC eran un grupo particularmente vulnerable.

El WIC solo beneficia a mujeres embarazadas, madres de bebés, bebés y niños menores de cinco años.

La elegibilidad se compara con los ingresos y el riesgo nutricional de un participante.

Los activos y la riqueza de los beneficiarios de WIC fueron sustancialmente más bajos: un patrimonio neto promedio de solo 3 mil 244 dólares, que es 32 veces menor que el promedio nacional.

En contraste, los hogares donde el niño más joven tenía menos de 5 años (independientemente de la participación en el programa) tenían un patrimonio neto promedio de 38 mil 420 dólares.

Aproximadamente el 54 por ciento de los hogares beneficiarios de WIC tenían un patrimonio neto inferior a 5 mil dólares y el 36 por ciento tenía un patrimonio neto cero o negativo.

El saldo medio de su cuenta corriente era de solo 500 dólares.

Los hogares que participaron en uno o más programas gubernamentales también tuvieron tasas más bajas de propiedad de activos que aquellos que no recibieron asistencia.

De acuerdo al reporte, el 30 por ciento de los participantes del programa tenían una cuenta de jubilación en comparación con el 67 por ciento de los no participantes.

Además, el 56 por ciento contaba con una cuenta de ahorro frente al 80 por ciento.

Los participantes del programa no solo tenían niveles más bajos de propiedad de activos, sino que el valor de los activos era mucho menor

A pesar de medidas más bajas de riqueza y propiedad de activos entre los participantes del programa, sus niveles de deuda no garantizada fueron sorprendentemente solo un poco más bajos que los de aquellos que no recibieron asistencia del gobierno, detalla el reporte.

El sesenta por ciento de los que no participaron en programas gubernamentales tenían deudas no garantizadas con un valor medio de 9 mil dólares.

Entre los que participaron en uno o más de estos programas gubernamentales, el porcentaje fue ligeramente superior al 62 por ciento, mientras que el valor medio fue inferior a 8 mil dólares.

Aquellos que recibían asistencia del gobierno tenían más probabilidades de tener deudas médicas, pero tenían tasas de deuda de tarjetas de crédito ligeramente más bajas.

Las tasas de deuda de préstamos estudiantiles fueron iguales entre aquellos con y sin beneficios gubernamentales (22 por ciento) y el valor medio de la deuda estudiantil fue menor entre los participantes.

Los niveles de deudas garantizadas por un activo como una casa o un vehículo de los participantes del programa fueron más bajos.

Eso sugiere que aquellos que, a pesar de sus niveles de activos más bajos, pudieron comprar una casa o un automóvil, podrían comprar opciones más antiguas o más modestas, lo que da como resultado una deuda y un valor de los activos más bajos.

Con información de Donald Hays es un estadístico de encuestas en la División de Estadísticas Sociales, Económicas y de Vivienda de la Oficina del Censo.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.