wells fargo

MEXICALI — Como por arte de magia y sin poder cruzar a los Estados Unidos, los ahorros de una mexicalense jubilada desaparecieron de una cuenta del banco Wells Fargo sin que la institución bancaria haya hecho mucho para recuperar el dinero.

La lamentable situación que sufre Estela García Hernández se ha visto empeorada por la negativa de las autoridades estadounidenses a permitirle cruzar a territorio americano para tratar de resolver el problema, debido a que los fraudes bancarios no son considerados como urgentes.

García Hernández relató que el pasado 11 de noviembre, luego de meses sin recibir uno, llegó a su correo un estado de cuenta de Wells Fargo, fechado en septiembre, la cual se reportaba sin fondos, a pesar de haber depositado durante años varios miles de dólares en ella.

Ante el problema, la trabajadora jubilada, con apoyo de sus familiares, decidió llamar al número telefónico gratuito de la institución, cuyos representantes elaboraron un reporte.

De acuerdo a información proporcionada por trabajadores de Wells Fargo, la cuenta de ahorros se vació a través de compras y transacciones hechas en cajeros automáticos durante febrero pasado en San Ysidro, Chula Vista y San Diego.

Lo curioso, según relata la afectada, es que la última ocasión en que cruzó a los Estados Unidos fue el 28 de enero, cuando realizó un depósito a su cuenta, ya que en fechas posteriores su pasaporte se venció.

Luego, llegó la pandemia del SARS-Cov-2 a la región, lo que llevó a autoridades de ambos países a restringir los cruces a mediados de marzo.

Representantes del centro de llamadas de Wells Fargo le cuestionaron sobre su información básica y prometieron resolver la situación en 10 días. Sin embargo, pasado el periodo, la institución respondió que no podía hacer cosa alguna para la devolución de los fondos, aunque los representantes del centro nunca le solicitaron mayor información.

Luego, García Hernández intentó cruzar a los Estados Unidos para acudir a la sucursal de Calle Cuarta de Calexico sin conseguir su objetivo, ya que su viaje no es considerado esencial.

Así, la afectada decidió llamar directamente al banco, donde, según cuenta, los empleados le respondieron de forma grosera que, al no recibir los estados de cuenta durante meses, debió exigirlos a la institución. En pocas palabras, prácticamente la culparon por permitir el robo. Inclusive, los empleados afirmaron que los fondos fueron sustraídos con la tarjeta original, aunque el documento ha permanecido en posesión de la afectada en México desde la implementación de las restricciones en los puertos fronterizos.

García Hernández agrega que desde que se convirtió en cliente de Wells Fargo, los estados de cuenta no llegaban con regularidad a su domicilio.

Ante la negativa, la afectada no ha permanecido cruzada de brazos. Este martes, García Hernández llamó nuevamente al centro de llamadas, donde solicitó hablar con un supervisor, a quien la institución llama mayordomo, quien afirmó carecer de la información de la queja, lo cual ha levantado dudas por parte de García Hernández hacia quienes laboran en la sucursal.

El mayordomo le ha ofrecido a la afectada investigar nuevamente el problema y resolverlo en hasta 5 días, aunque, como en los otros casos, tampoco le solicitaron documentos, ni información personal.

Luego, García Hernández fue transferida a la Oficina Empresarial de Manejo de Quejas, donde el servicio cambió rotundamente.

Un empleado, llamado Frank, tuvo que solicitar apoyo de un intérprete para, con suma amabilidad, atender la problemática. El representante del banco abrió un nuevo folio del caso y respondió que en 10 días habrá una respuesta.

“Nos parece una injusticia”, comentó la afectada, al destacar que la desaparición de los fondos y el impedimento por cruzar deja a clientes como ella en la indefensión.

Por lo pronto, las sospechas de la parte afectada se dirigen hacia los mismos trabajadores de la sucursal de Calexico.

La denuncia fue también compartida en redes sociales, donde varios usuarios les indicaron situaciones similares con otras personas, principalmente adultos mayores jubilados quienes carecen de acceso a la banca por internet.

En uno de estos casos, un residente de Calexico dijo haber recibido cobros y cargos por transacciones que nunca realizó.

Por lo pronto, García Hernández ha solicitado el apoyo de una abogada estadounidense para intentar recuperar sus ahorros.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.